Dieta del Genotipo: Comer según los genes

febrero 19, 2013
Extracto reportaje blog solomujer.cl en que participó nuestra Directora Técnica Andrea Chicurel
 
Este innovador método postula que existe un tipo de dieta adecuado para cada persona, teniendo en cuenta aspectos claves, como su grupo sanguíneo y sus genes. 

Más que un régimen para bajar de peso, la dieta del genotipo es un estilo de alimentación que potencia los nutrientes que le hacen bien al organismo y que desecha aquéllos que lo dañan. Como resultado -aseguran sus seguidores- no sólo se adelgaza, sino que además se logra un bienestar integral. En ese sentido, es una excelente forma de conocer cómo funciona el propio cuerpo, qué cosas nos sientan mal y cuáles nos ayudan a funcionar mejor.

El creador de este método es Peter J. D’Adamo, un reconocido doctor estadounidense especializado en medicina natural, que estudió durante años el comportamiento del organismo en relación con la comida, concluyendo que los genes tienen mucho que ver en la forma en que cada individuo procesa los alimentos. En palabras simples, sostiene que una alimentación adecuada es capaz de favorecer la herencia genética positiva y de minimizar la negativa.

Seis grupos, seis dietas
En base a estas investigaciones, D’Adamo diseñó un sistema que clasifica a las personas en seis grupos de acuerdo con las características de sus genes y teniendo en cuenta su grupo sanguíneo: recolector, guerrero, cazador, nómada, profesor y explorador dieta del genotipo.

Si se ajusta la alimentación a la dieta del genotipo -asegura D’Adamo- la persona alcanzará su peso ideal de manera natural y podrá prevenir el desarrollo de las enfermedades a las que es más propenso. “Hay que tener en cuenta que el 70% de las enfermedades derivan de la mala alimentación.

Por eso, al corregir la nutrición, se corrigen los problemas de salud como colon irritable, glicemia, estados de ánimo, humor, forma de dormir, digestión, problemas de la piel, infecciones recurrentes, dolores de cabeza y obesidad, entre otros”, explica la bioquímica Andrea Chicurel, la única profesional de la salud acreditada en Chile en este método.

Esta especialista y directora del Centro Nutrición Inteligente, señala que para determinar de manera precisa el tipo al que pertenece cada persona se realizan mediciones de algunas partes del cuerpo, “que dan información de su genética. Además, les hacemos un examen de saliva para saber su estado secretor (factor que determina la capacidad de producir el antígeno del grupo sanguíneo en los fluidos corporales) y dependiendo de este resultado, hacemos el plan de alimentación”.

Esta bioquimica aclara, eso sí, que no todos los alimentos que nos hacen mal nos producen algún efecto notorio, ya que algunos tienen ciertos elementos que actúan a nivel muy molecular, pudiendo alterar la genética a largo plazo, como es el caso del cáncer.

Ver el reportaje completo aquí

También podría interesarte…